15 mar. 2015

VIAJAR A CINQUE TERRE, PORTOVÉNERE Y GÉNOVA (RIVIERA LIGURIA ITALIANA)


Viaje por la Riviera Liguria Italiana. Cinque Terre, Portovénere y Génova. Enero 2015.
Comenzamos el año viajando a la llamada Riviera Liguria italiana.
Nuestra ruta: Cinque Terre (Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore), Portovenere y Génova.
Compañía Aérea: Ryanair Sevilla-Bérgamo.
Hoteles:
Bérgamo: Winter Garden Hotel Bergamo.
La Spezia: My One Hotel La Spezia.
Génova: AC Génova.
Para situarnos:

Cinque Terre, zona de costa rocosa compuesta por cinco pueblos (Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore) bañados por el mar de Liguria y situados en la provincia de La Spezia. Pueblos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
La Spezia, capital de la provincia del mismo nombre, está situada en el llamado Golfo dei poeti.
Portovenere. Pequeño pueblo situado al final del Golfo de La Spezia donde comienza el Golfo de Génova. Su nombre es debido a un pequeño templo, dedicado a la diosa Venus, que estaba situado en un promontorio donde en la actualidad se encuentra la iglesia de San Pedro. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Génova: Situada al norte de Italia, en el golfo de Génova, esta ubicación privilegiada hace que su puerto sea uno de los más grandes del Mediterráneo y uno de los principales de Italia. Capital de la provincia del mismo nombre y de la región de Liguria.

Día 1.- Llegada al aeropuerto de Bérgamo sobre las 22.30, después de recoger el coche que previamente habíamos alquilado partimos dirección al hotel, situado cerca del aeropuerto, para descansar y levantarnos temprano.
Día 2.- La Spezia, Cinque Terre.
 Después de desayunar en el hotel nos dirigimos hacia La Spezia, su situación cercana así como su buena comunicación con Cinque Terre hizo que nos decidiéramos a reservar hotel aquí, para ser nuestro punto de partida. Llegamos a media mañana y después de dejar las maletas en el hotel nos acercamos a la estación  para coger el tren que nos llevaría a visitar los cinco pueblos que conforman Cinque Terre. Estos pueblos están a poca distancia unos de otros y el tren que para en cada uno de ellos tarda unos 4 minutos entre pueblo y pueblo. El trayecto está lleno de túneles que de vez en cuando nos deja ver el mar de Liguria. Decidimos parar primero en el más lejano Monterosso (cuenta con la playa más grande de esta zona, playa de Fegina, sus calles estrechas suben hacia el casco antiguo) para así ir acercándonos, el siguiente Vernazza (tiene un pequeño puerto con una ensenada natural y se encuentra coronado por el castillo Doria) Corniglia (es el más pequeño, situado en un promontorio y está unido a la playa por una escalinata ) Manarola (situado en una colina sus casas de colores descienden hacia un pequeño puerto) y por último Riomaggiore (pueblecito de pescadores con casas de colores estrechas y altas situadas a distintos niveles).  Ya terminado nuestro viaje en tren por estos cinco pueblos preciosos y de vuelta en La Spezia decidimos cenar en una Osteria que recomendaban en los foros de intérnet, Osteria All`Inferno. Tanto el local como la atención y por supuesto la comida fue inmejorable, así que después de un día completo volvimos al hotel.



Día 3.- Portovenere, Génova.
Salimos temprano del hotel para, antes de dirigirnos a Génova, visitar un pequeño pueblo del que habíamos visto fotografías preciosas, Portovenere, también declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pueblo de la costa ligur cuyas casas de colores situadas a distintas alturas envuelven un pequeño puerto. Con calles empinadas y estrechas. La entrada al caso histórico se realiza a través de un portal. Mirando al mar y situado en un promontorio rocoso al final del puerto nos encontramos con la iglesia de San Pedro Apóstol, más arriba encima del monte el Castillo Doria y entre ambos dos antiguas torres de alerta. Por último y cerca del castillo la Iglesia de San Lorenzo. Desde el puerto podemos ver tres islas Palmaria, Tino y Tinetto.






Terminada la visita a Portovenere continuamos dirección Génova. En una hora ya estábamos dejando las maletas en el hotel y subidos al autobús que nos llevaría al centro de esta ciudad. Comenzamos paseando por la vía Garibaldi (antigua Strada Nuova), zona señorial donde la antigua nobleza genovesa decidió trasladarse y construir sus palacios, por lo que a un lado y otro de la calle vamos viendo los distintos palacios, algunos en la actualidad son sedes de bancos, museos, etc.



Bajamos hacia la Piazza de  Ferrari, centro neurálgico de la ciudad en la parte central de esta se encuentra una gran fuente.


En uno de los extremos de la plaza se encuentra la sede del Gobierno de Liguria, en el otro el teatro Carlos Felice y una de las fachadas del Palacio Ducal.


Seguimos hacia la Piazza Matteotti donde podemos admirar la fachada principal del Palacio Ducal, uno de los principales edificios históricos, residencia del Dux Genovés, la otra fachada del palacio da a la Piazza Ferrari. 


 Bajamos hacia el puerto y antes de llegar nos paramos a admirar la Porta dei Vacca, edificación medieval que data del año 1155.


Llegamos a una parte del Puerto de Génova llamada Porto Antico, conocida también como “Expo” porque en ella se organizó las exposiciones de Génova Expo 92, es una zona turístico cultural donde podemos encontrar el acuario, la biosfera (bola de cristal y acero con un microclima especial para distintas especies) el bigo (monumento de metal inspirado en grúas de carga que cuenta con un ascensor panorámico que gira sobre sí mismo) el galeón Neptuno (recreación de un antiguo galeón pirata utilizado por Polanski  para una de sus películas).



Continuamos paseando hacia el Palacio San Giorgio, antigua institución financiera, fue uno de los bancos más antiguos de Europa.


Dejamos el puerto para seguir callejeando hacia la Catedral de San Lorenzo, edificio de la época medieval con añadidos posteriores, la fachada alterna el gris y el blanco muy común en esta zona, llama la atención la expresión de tristeza de los leones que están en la entrada.



Seguimos subiendo hasta una zona donde se encuentra una de las antiguas puertas de la ciudad escoltada por dos grandes torres, la llamada Porta Soprana o Porta di Sant Andrea (1155), perteneciente a la antigua muralla.  Cruzamos la puerta, comenzamos a bajar para llegar a la casa natal de Cristóbal Colón, su estado de conservación no es muy bueno ya que fue destruida por los bombardeos franceses en 1684, aunque fue reconstruida en el siglo XVIII, junto a ella los restos de la Iglesia de Sant Andrea de la que solo queda el claustro.




Día 4.- Génova, Bérgamo.

Por la mañana, después de desayunar,  nos dirigimos dirección Bérgamo para coger el avión, finalizamos nuestro viaje a esta zona tan bonita de Italia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu cometario o duda y te responderé lo antes posible.

imprimir la receta

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...